Descontrol. Díptico. Primera parte

Este fin de semana perdí el control.

Salí con Dante y Crisol porque querían celebrar el cumpleaños de ella. Nos acompañó Victoria, la nueva amiga de Crisol. No era guapa pero tenía buen gusto vistiendo y resultaba atractiva. Me llamó la atención lo ajena a nosotros que era estéticamente. Nada de tatuajes, piercings o ropa oscura a la vista. Era luminosa. Desde fuera parecía una turista en un museo interactivo.

Todo se empezó a torcer después de varias copas y sin mucho aviso. Victoria me pidió que la acompañara fumar y cuando salimos me besó. Fue raro por lo fácil, lo pronto y lo suave de sus besos. Crisol salió a fumar con nosotros y nos pilló. Lo ignoró. Hablamos, terminamos y volvimos a entrar. Primer descarrilamiento: Crisol comenzó una de sus performances, ‘amenazando’ con enseñar sus tetas al personal. Y cuando se estaba levantándo la camiseta de Ramones  me susurró:

-«Tápamelas con las manos”.

Poco después todo el local estaba pendiente de Crisol mientras ella se contoneaba y yo intentaba que nadie viera sus pezones anillados. Al terminar, primera colisión, me besó. No el pico habitual cariñoso de “que mono eres, toma una galleta “. Esta vez su lengua entró. Y cuando salió vi a Dante besar a Victoria mientras su mano jugaba en la frontera de la luz y la oscuridad de su vestido. Ruido de cristales rotos. Y nos fuimos todos a casa mientras Dante y Crisol nos pastoreaban a Victoria y a mi. Llegué a creer que éramos dos presas de un juego sexual de relación abierta hasta que en la puerta de su casa Crisol me recordó que la vida siempre es más mediocre:

-“Lo siento pero te tienes que marchar. Hace tiempo que queremos montarnoslo con ella pero no había forma de que accediera venir con nosotros porque se lo olía. Conseguimos que viniera con la excusa de presentaros. Creo que se ha dado cuenta al principio y por eso se estaba liando contigo. Buscaba disuadirnos. Te distraje para que Dante hiciera su magia verbal y ahora… Bueno ya lo ves”.

Sí. Ahora ya veo que soy un perdedor. Impacto final.

4 comentarios sobre “Descontrol. Díptico. Primera parte

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s